Ya tenemos el Krom Kernel, un teclado mecánico que destaca principalmente por su precio, pero más aún por la combinación de interruptores Outemu Red e iluminación LED RGB.

Embalaje y accesorios

El teclado Krom Kernel viene en una caja de cartón larga con su diseño en el frente y las especificaciones y funciones clave en la parte posterior. En su interior encontramos el teclado, protegido por un marco de cartón y una bolsa de poliestireno, completo con un manual de usuario y un clip de extracción de teclas, que veremos en un momento.

Krom Kernel

Cuando quitamos Krom Kernel de todo el paquete, nos encontramos ante un teclado con un diseño bastante sólido y elegante, muy alejado de la estética agresiva de la mayoría de modelos gaming. Tiene unas medidas de 445,4 x 133,5 x 22,5 mm (L x A x L) y un peso de 1.230 kg, lo que la hace extremadamente duradera, más aún gracias al acabado de aluminio que recubre sus superficies.

Las teclas F1-F12 combinadas con FN se pueden usar como teclas multimedia, mientras que la función Scroll Lock le permite cambiar entre 9 modos de iluminación, Page Up y Page Down para cambiar las teclas del sistema entre el modo flip de 6 teclas/N-key y el resto. la intensidad de la luz y el color se pueden ajustar sin software. Pero lo que da vida a Krom Kernel son los interruptores mecánicos Outemu Red, la versión china del famoso Cherry MX Red, con el mismo recorrido y punto de actuación (4-2 mm) pero un poco más de fuerza de actuación (60G frente a 45G). Su tacto es muy similar, aunque más silencioso. Como de costumbre, la base tiene un par de patas elevadas que le permiten colocar mejor el teclado mientras escribe, lo que hace que la ubicación de la salida del cable sea realmente agradable para que pueda elegir dónde sacarlo. Mide 1,8 metros de largo y tiene una construcción de malla con conectores USB chapados en oro.

Pruebas

Conectamos el Krom Kernel a la PC y vimos cómo todas sus teclas tienen una iluminación LED suave, lo que le da una excelente apariencia, no se requiere software, solo presione la tecla Scroll Lock junto a FN para obtener el efecto 9.


Probamos el teclado Krom Kernel para jugar y escribir durante unas horas (escribimos la misma reseña), y el aspecto más importante a destacar es que puedes escribir libremente en él sin un período de adaptación, ya que su diseño de teclas es tradicional. Los botones Outemu Red ofrecen la sensación táctil de un teclado mecánico con movimiento lineal sin retroalimentación, como Cherry MX Red. Por lo tanto, es genial para jugar, aunque sigue siendo bastante bueno para escribir, especialmente en comparación con las películas.

La tecnología Anti-Ghosting es muy efectiva, o al menos podemos juzgarlo mientras jugamos y presionamos 4-5 teclas al mismo tiempo. Además, para probar si realmente podemos pulsar más teclas, nada mejor que situar la mano sobre la zona alfanumérica y ver lo que aparece en pantalla. En términos de ergonomía, personalmente extraño el reposamanos, especialmente porque hay una opción para encenderlo o apagarlo, pero no se siente incómodo sin él.

Conclusión

Krom Kernel es nuestra alternativa más barata a un teclado mecánico que se vende en España y tiene un diseño completo en español, lo que es un buen punto de partida para hacerlo interesante. Pero lo es, si le sumamos que ofrece iluminación LED RGB con 9 efectos, un interruptor Outemu Red que se parece mucho al Cherry MX Red, y la posibilidad de grabar macros al vuelo en cualquiera de sus teclas, qué más se puede pedir.

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios